Oración A Jesús Que Cura Enfermedades Letra

Ayer tarde vimos la Adoración y Bendición del Papa Francisco, fue un acto entrañable con una plaza de San Pedro vacía, una celebración emotiva y llena de promesa y confianza en que Dios nos irá a asistir. La homilía profunda y para meditar, la tenéis en la web de la parroquia y ayer por la noche os la mandé. Habló el Papa del miedo, del sufrimiento de los hombres y recordó a los fallecidos. Asimismo nos recordó lo mal que lo hicimos a nivel personal y comunitario, de la destrucción de la creación, nos presentó la realidad terrible de la sociedad de la cual formamos parte. Ante esta situación y con esta epidemia en este tiempo de Cuaresma, nos logró una llamada urgente a la conversión, a cambiar nuestras vidas y sociedad. Pasmante la imagen de Cristo Crucificado bañado por el agua de lluvia como diciendo os voy a limpiar de todo mal y el icono de Santa María, Salud del pueblo De roma, pidiendo el Papa su intercesión para toda la raza humana.

Jesús devuelve a los enfermos el sentido de su historia, pues el sentido de nuestra vida nace de la relación con el resto. Feliz día, felicidades a los que celebráis el santurrón y a los progenitores. Brindad en este día pues la vida siempre y en todo momento vence al mal. Un abrazo y mi oración por nosotros y especialmente por los enfermos, les tengo presentes en la mesa del altar.

oración a jesús que cura enfermedades letra

Disponemos en nuestros corazones un sentimiento extraño y triste pues esta Semana Santa no vamos a poder festejar en nuestras parroquias la pasión, muerte y resurrección de nuestro Señor y por no vivir por las calles y plazas de nuestra localidad las magníficas procesiones. Gracias por ser nuestra Madre, Reina y Patrona, Cartagena se rinde a tus plantas en este Viernes de Dolores. En este día te pedimos ayuda por esta pandemia que estamos sufriendo y por todos y cada uno de los sufrimientos y trabajos que transporta consigo. Guárdanos a todos los cartageneros, devotos y a los asuntes que en este día te recuerdan Madre de una forma especial. Proseguimos unidos en la oración por los difuntos, enfermos y para el cese de la epidemia. Jesús se arrodilla a servir a sus discípulos y ese ha de ser el estilo del católico, amar y ser útil.

Oración A Dios

Este fin de semana celebramos en la iglesia la celebración de la Divina Clemencia, esta celebración la instauró San Juan Pablo II en el año y siempre y en todo momento se festeja el domingo siguiente al de Resurrección. La celebración de Clemencia es la fiesta del amor infinito de Dios que llegó a su plenitud con la distribución de su hijo en la Cruz por nuestros errores. Esa Clemencia se prosigue vertiendo en los Sacramentos y de una forma especial en el Sacramento de la Reconciliación. Todos somos pecadores y todos necesitamos de su perdón y Clemencia. Seguro que estos días hemos meditado sobre estas y más cosas que contamos en nuestro interior para investigar y meditar. Es esencial que la gente paremos para encontrarnos con nuestro yo.

Vuelta sobre sí misma, sin horizonte, no puede mirar de frente, ni ingresar en una relación de reciprocidad, carga durante bastante tiempo un peso excesivamente grande ¿Culpa, vergüenza, resentimiento? ¿Estaba enemistada con alguna situación de su propia vida? Es una mujer que desconoce su verdadera talla. Lleva años denegada, privada de su propio potencial.

Oración A Santurrones

Toda Iglesia siente bastante esta dura situación. Y de la Eucaristía nos habla el día de hoy la Palabra De Dios. Ese aviso del Santo Padre en la encíclica se está cumpliendo cuando observamos tantas destrucción en la naturaleza, inundaciones, Danas, polución, falta de lluvia, mar menor contaminado, vendavales, deshielo..una naturaleza herida y una situación crítica en varios lugares. Popularmente se utiliza un anillo de oro, preferiblemente una alianza.

Asimismo nosotros tras comulgar, estos días espiritualmente, vayamos a nuestros hermanos y les llevemos con nuestras palabras y reacciones que Cristo es el Señor,está con nosotros y que solo en El vamos a conseguir la vida en plenitud. Seamos misioneros de Jesús y María estos días y siempre y en todo momento. Los discípulos de Emaús volvían a su casa desesperanzados, tristes y Cristo Resucitado sale al encuentro para animarlos y les da la Palabra y la Eucaristía como respuesta a su sufrimiento. Debemos meditar la palabra cada día pues ella alumbra nuestro camino y hacerla vida en nuestra vida. Venerar, loar y dar merced a Dios por su presencia en la Eucaristía. Unidos en oración proseguimos pidiendo por el cese de esta pandemia y por todos y cada uno de los sufrimientos, enfermos y finados.

Oración Contra El Mal De Ojo Y Envidia

Jesús establece una relación empática con la persona. Su manera de arrimarse es ocasionando confianza. Jesús entiende lo que la otra persona vive, se pone en su sitio, le hace sentir que conoce su necesidad. Se trata de una oración católica, dirigida a la Virgen María, madre protectora de los más débiles y puedes profesarla cada vez que salgas de tu hogar, para salir totalmente protegido. El Cristo del Socorro les colme de bendiciones. Esta noche no oiremos el cohete que comunica a la localidad de Cartagena el Vía Crucis del Muy santo Cristo del Socorro con su madre la Stma.

oración a jesús que cura enfermedades letra

La celebración de la Resurrección del Señor es la celebración de la VIDA. Jesús Nazareno con su muerte y Resurrección nos abre las puertas a la vida eterna. En estos días estamos sufriendo la desaparición de muchas personas de todas las edades pero más que nada personas mayores que después de una vida luchando mueren solas sin una mano a su lado o un beso de despedida. Todo esto nos rompe el corazón y disponemos también el recuerdo de las personas más allegadas y amigos que se han marchado a la vivienda del cielo y tantas muertes trágicas e injustas. Les invito en este fin de semana a mirar nuestras vidas y solicitarle perdón a Dios de corazón y en el momento en que podamos en el confesionario por nuestros pecados. Soliciar perdón a los hermanos que hemos ofendido con nuestros egoísmos, con las malas palabras y actitudes, orgullos y ambiciones, mentiras…

Todavía nos quedan días para proseguir profundizando en nuestra vida, como nos encontramos y qué cosas debemos cambiar para ser de verdad hombres y mujeres que viven la vida en el Espíritu del Resucitado. Ayer asimismo os invitaba a la meditación en estos días de confinamiento y ver de qué forma está nuestra vida para salir fuertes en la fe, llenos de vida verídica en el Señor Resucitado. Si nos acercamos a la Virgen ella nos irá a arrimar al Amor de Dios y proseguirlo como Ella logró. Santa María confió totalmente en el Señor en todas y cada una de las circunstancias de su historia, su SI fue total y sin condiciones. En estos días echáis de menos comulgar, participar del banquete del Señor, que se realizó pan para alimentarnos y fortalecernos en el sendero de la vida. Próximamente volveremos a la mesa del Señor, que está dura situación nos realice valorar la Santa Misa para que al regresar a la normalidad la vivamos con más intensidad, la valoremos y demos gracias por la suerte de tener la oportunidad de participar a diario de la misma.

Pedimos al Señor por esta pandemia que su Divina Clemencia borré este sufrimiento, dé el descanso eterno a los fallecidos, consuelo a las familias y la curación a los enfermos. Y que la Muy santa Virgen María nos muestre “ esos sus ojos misericordiosos”. Feliz Domingo de la Clemencia, proseguimos unidos en la oración. Pedimos a fin de que pase esta epidemia, por los fallecidos y sus familiares, por la pronta restauración de los enfermos, a fin de que protega el Señor los sanitarios y todos y cada uno de los que trabajan para atendernos en estos días. Les presento en la mesa de altar a nosotros y a vuestras familias. Proseguimos juntos en oración pidiendo por todo los sufrimientos de estos días en tantos hermanos enfermos y los que han fallecido.

Hay mucho pueblos donde muchos hermanos no tienen curas o lo reciben muy de tarde en tarde y otros hermanos caminan horas para hallarse con el Señor en la Eucaristía. Unidos en la oración para el cese de la pandemia, por los finados y familiares, enfermos, por todas y cada una nuestras pretenciones y pretensiones. Que los corazones de Jesús y María os guarden y cuiden a vosotros y familias. San José Obrero, el trabajador para mantener a su familia es modelo de muchos progenitores.

Vivimos una Cuaresma dura con todo lo que se nos ha venido encima. Estos 40 días nos recuerdan la soledad del Nazareno en el desierto, o la salida del pueblo de Israel a la tierra prometida. Poseemos temor, soledad, inseguridad, no sabemos que va a pasar….pero como a Jesùs y al pueblo de Israel, Dios no nos abandonará. Poneos en sus manos, rezad mucho más, participad de la Misa en TV, el Rosario y la convivencia familiar. Teléfono y whatsapp nos asistirán a sentir a un Dios que nos acompaña en estos momentos difíciles. Seguimos rezando por los finados, enfermos y a fin de que pase esta epidemia.