Oración Al Espíritu Santo Por Un Enfermo

El cariño te llevó a preocuparte por los enfermos, a captar los pecadores, a vivir profundamente el misterio de la Eucaristía y del perdón. Admiramos tu vida como fraile Capuchino, como sacerdote y como testigo leal de Cristo. El mal marcó tu vida y te llamamos “Un crucificado sin Cruz”. El miercoles 9 de noviembre festejamos la festividad de Nuestra Señora de la Almudena, patrona de nuestra diócesis. Las misas serán a las 13.00 y a las 19.00 horas en la cripta. Te damos gracias por el cariño, la fuerza y el consuelo que nos ofrece.

Y para nosotros te solicitamos, por intercesión de la Virgen, nos concedas vivir este tiempo con paciencia, generosidad, gratuidad y seguridad. Haz que este momento doloroso ayuda para unirlas, para que todos y todas se preocupen mucho más unos de otros, aprendan a expresarse abiertamente su amor mutuo y se expanda su fe en Ti. La Semana por la Unidad de los Cristianos tuvo este año un marcado carácter de orar por la unión para realizar frente al SIDA.

Oración Por Los Enfermos De Sida

En consecuencia, esta santa Unción debe ser conferida con todo precaución y diligencia a los leales que, por patología o avanzada edad, vean en grave peligro su vida. Puede darse la santa Unción a un enfermo que será operado, con tal de que una enfermedad grave sea la causa de la intervención quirúrgica (ibíd., n. 10). Los Evangelios detallan precisamente el precaución corporal y espiritual con que el Señor atendió a los enfermos y el esmero que puso al ordenar a sus discípulos que procediesen de igual manera. Puede darse la santa Unción a los ancianos, cuyas fuerzas se desgastan con seriedad, aun en el momento en que no sufran una enfermdad grave (ibíd., n. 11). Puede además darse la santa Unción a los niños, a condición de que entiendan el concepto de este sacramento (ibíd., 12). Con nuestras proposiciones intentamos llegar a personas diferentes.

Bueno será, pues, orar por quienes sufren esta enfermedad. Navidad, secreto de Dios Hecho Hombre; Secreto de amor. Fuiste un poderoso intercesor frente Dios en tu vida, y sigues ahora en el cielo realizando bien y también intercediendo por nosotros.

Oración Por Los Enfermos

Pastoralsj es un emprendimiento vinculado a la Compañía de Jesús. Efectuado con la colaboración de un enorme aparato de gentes de Iglesia, procuramos aproximarnos, con una mirada y una sensibilidad creyente, al planeta de hoy. Queremos llevar a cabo meditar, ayudar a creer, ser críticos, lúcidos y capaces de sugerir espacios de diálogo y encuentro. El martes 1 de noviembre, festividad de todos los santurrones, celebraremos la eucaristía a las 11.00, 12.00 , 13.00 , 19.00 y 20.00 h. Tanto en la catequesis social como en la familiar los fieles deben ser instruidos tal es así que sean ellos mismos los que soliciten la Unción y, llegado el tiempo oportuno de recibirla, puedan admitirla con plena fe y devoción de espíritu, de modo que no cedan al peligro de retrasar inapropiadamente el sacramento (ibíd., n. 13). La Iglesia, leal al orden y al ejemplo de Cristo, mostró siempre especial celo y delicadeza por la atención a los enfermos (Card. Narciso Jubany).

Santo padre Pío, en tanto que a lo largo de tu vida terrena mostraste un gran amor por los enfermos y afligidos, escucha nuestros ruegos y también intercede frente al Padre misericordioso por los que sufren. Te rogamos, Redentor nuestro, que por la gracia del Espíritu Santo, cures el mal de este enfermo, sanes sus lesiones, excuses sus pecados, ahuyentes todo padecimiento de su cuerpo y de su alma y le devuelvas la salud espiritual y corporal, a fin de que, restablecido por tu misericordia, se incorpore nuevamente a los menesteres de su historia. En la carta de Santiago se declara que la Unción debe darse a los enfermos para aliviarlos y salvarlos.

Este sacramento puede celebrarse nuevamente en caso de que el enfermo, tras haberlo recibido, llegara a convalecer; puede también repetirse si, en el curso de la misma enfermedad, la situación va a llegar a ser crítica (ibíd., n. 9). Para evaluar la gravedad de la patología, es suficiente con tener un dictamen sensato y posible de exactamente la misma, sin ninguna clase de angustia, y si fuera necesario, consultando la situación con el médico (ibíd., n. 8). Señor, acompáñalas en su camino y bendícelas con tu gracia, a fin de que sientan tu cercanía y tu ayuda mientras que nos cuidan y sufren al vernos enfermos. Mitiga, Señor, los dolores de este hijo tuyo, a quien ahora, llenos de fe, vamos a ungir con el óleo santurrón; haz que se sienta confortado en su patología y aliviado en sus sufrimientos. De hecho, el hombre, al enfermar gravemente, necesita de una particular felicidad de Dios, para que, dominado por la angustia, no desfallezca su ánimo, y sometido a la prueba, no se debilite su fe.

oración al espíritu santo por un enfermo

(En el momento en que lo permita el estado del enfermo y, sobre todo, cuando éste haya de recibir la comunión, va a poder conferirse el sacramento de la Unción en la Misa. El momento oportuno es despúes del Evangelio y de la homilía). Suscríbase gratis a la lista de correo de Web Católico de Javier para recibir las noticias semanales por correo electrónico. Danos una mirada de fe capaz de reconocer rápidamente en los pobres y en los que padecen el mismo rostro de Jesús. Colecta extraordinaria en todas las misas, a favor de la Iglesia diocesana.

Presentación Del Tema: “oracion Porlos Enfermos”— Transcripción De La Presentación:

Jóvenes y mayores; fieles persuadidos, y motores de búsqueda llenos de inquietudes; gente, en cualquier caso, inquieta y con ganas de formarse. Queremos contribuir a traducir en imágenes, lenguaje y contextos cotidianos la fe; y también a intuir la huella de Dios tras los acontecimientos de cada día. Para eso, garantizamos medites, artículos y vídeos al hilo de la actualidad; asimismo contamos un amplio abanico de elementos para la pastoral, frases, lecturas, o películas, que dejen trabajar en diversos contextos. Corresponde a los párrocos y a los sacerdotes procurar que los enfermos que les han sido confiados y se hallen en inmediato riesgo de muerte sean fortalecidos con el Viático del Cuerpo y de la Sangre de Cristo. Tras la preparación debida, se tiene la celebración eucarística junto al enfermo o se festeja fuera de la misa, según el rito y las normas establecidas en el ritual.