Oracion Por La Salud De Mi Papa

Clementísimo Padre Pío, muéstrame tu amor y concédeme la curación de (di el nombre del individuo cercano cuya curación quieres) para la gloria de nuestro Señor que vive y reina por los siglos de los siglos. Dulce Padre Pío, sé que para soliciar y obtener el milagro de una curación, mi fe debe ser pura y sincera, de ahí que te abro mi alma y mi corazón. Lléname de luz clara, llena mi egoísmo con tu bondad infinita, hazme más caritativo y enséñame a ser mucho más generoso, sin buscar recompensa terrenal. Eres mi guía, la alegría de mi corazón, mi ejemplo de vida vivida para Cristo.

Gracias por los enfermos que están sanando en este momento, gracias por estar visitando con tu clemencia a los que la necesitan. Creo que estas presente realmente en el Santísimo Sacramento del altar y en los que suponemos en Ti. Te doy gracias, Señor, por el hecho de que has venido a mí como pan vivo del cielo. Amado Padre Pío, pongamos en tus manos a nuestros seres queridos que están enfermos, encomendamos tu cuidado a todos los enfermos plataformas que no tienen esperanza terrena, y humildemente te solicitamos que realices una obra prodigiosa de sanación por ellos. Padre Pío sufrió de mala salud toda su historia, una vez dijo que su salud se había deteriorado desde el instante en que tenía solo 9 años. Debido a su pésima salud, estuvo separado de su red social religiosa durante más de cinco años.

Oración Del Papa Frente Al Coronavirus

Por este mal y por este gozo, conseguidnos ser del número de los que por los méritos de Jesús y por la intercesión de la Virgen María deben resucitar gloriosamente. Toda la vida de San José fue un acto continuo de fe y obediencia en las situaciones mucho más bien difíciles y oscuras en que le puso Dios. Él es literalmente “el administrador leal y solícito a quien el Señor puso al frente de su familia” . Desde tiempo inmemorial, la Iglesia lo vino adorando e invocando como continuador en ella de la misión que un día tuviese para con su Principal creador y Madre. En los instantes de noche obscura, el ejemplo de José es un estímulo inquebrantable para la aceptación, sin reservas, de la voluntad de Dios.

oracion por la salud de mi papa

“Somos muchos, de diferentes países, de diferentes religiones, de distintas edades sumándonos a una cadena de oración para rezar por la salud del Papa Francisco”, apunta el canal en directo de Scholas. Padre Pío, haz que mi oración de sanación sea digna de ser escuchada en el cielo. Descubre mucho más sobre la vida de San Padre Pío de Pietrelcina y recita la poderosa oración de sanación ahora.

«Y tomé por abogado y señor al glorioso San José y me encomendé mucho a él. (..) No me acuerdo hasta la actualidad haberle suplicado cosa que la haya dejado de realizar. Con solo cinco años, Francesco decidió dedicar toda su vida a Dios y a la vida religiosa. Según su madre, fue un niño relajado que, ya desde pequeño, amaba proceder a la iglesia y rezar.

Oración Para Soliciar Sanidad Por Mi Papá – Imagenes Cristianas

Su red social parroquial quedó intensamente impresionada por su profunda piedad y, uno por uno, comenzaron a acudir a él, pidiéndole consejo. Su Misa parecía una experiencia que modificaba la vida en la que todos deseaban formar parte, desde todos los rincones del mundo. Descargar ppt “ORACION POR MI PAPA, EN EL DIA DEL PAPA caminando en oración Pedro Sergio Antonio Ocurrente Brant -con-jesus.org -con-jesus.org.”

Verdaderamente sintió una enorme devoción a Dios ya los santurrones. Por este dolor y este gozo os pedimos consoléis nuestro corazón ahora y en nuestros últimos dolores, con la alegría de una vida justa y de una santa muerte, similar a la vuestra asistidos de Jesús y de María. Ten compasión de mi cuerpo, de mi corazón y de mi alma. Ten compasión de mi, Señor, bendíceme y haz que recupere la salud. Desde ya les escojo como a mi padre, protector y guía.

Fue elegido por Dios como fidelísimo guardián de los bienes divinos, que eran Jesús y María. Con fe acogió al Niño que había empezado a vivir en el seno de María, y a ellos, a Jesús y María, les entregó su historia sin escatimar sacrificios. Tu eres la plenitud de la vida, tu eres la resurrección y la vida, Tu Señor, eres la salud de los enfermos. Recibe nuestras promociones destacables en los más destacados artículos y joyería religiosa desde el Vaticano. Que por tu intercesión Padre Pío, el poder de Dios y el Espíritu Beato se mueva en todos y cada célula de su cuerpo, y alcance lo mucho más profundo del alma, para purificarlos y curarlos de todo mal. Renueva en ellos una fe capaz de opinar que todo es viable si es la intención de Dios Permanece cerca de ellos, cada día, en la debilidad y el dolor.

Nosotros nos confiamos a ti, Salud de los enfermos, que bajo la cruz estuviste socia al mal de Jesús, manteniendo estable tu fe. Le constituyó señor de su casa, y jefe de todo lo que poseía. Oh Dios, que con inefable providencia, os dignásteis seleccionar al bienaventurado José por esposo de vuestra Santísima Madre, os suplicamos nos concedáis tener como intercesor en los cielos al que en la tierra veneramos como asegurador. Vos que vivís y reináis por los siglos de los siglos.

oracion por la salud de mi papa

Tú que sanas los corazones destrozados y vendas las lesiones, sáname aquí y ahora; de mi alma, de mi cabeza, de mi memoria y mi ser y también interior. Tu conoces mis restricciones, mis fallos y mis errores. Tu conoces mi corazón y conoces las heridas de mi historia. Tu conoces todo lo que he querido realizar y no he hecho.

Nacido en 1887 en el pequeño pueblo de Pietrelcina , Padre Pío, cuyo nombre real era Francesco Forgione, es bastante popular en el mundo entero por todos los milagros y curaciones relacionados con él. Si bien su familia era pobre en bienes materiales, precisamente era rica en la fe y el cariño de Dios. Desde muy joven, Francesco mostró signos claros de una gracia excepcional. Se celebra el 23 de septiembre y se considera Patrón de los Voluntarios de Protección Civil, de los jovenes, de Pietrelcina y se invoca contra el agobio. Padre Pío, viniste al planeta para traernos el abrazo de Jesús nuestro Señor, de ahí que hace más fuerte mi promesa de ver sanado de sus males.

Jornadas De Delegados De Pastoral De La Salud » 26 Sep – 28 Sep

Custodio vigilante del Hijo de Dios hecho hombre, glorioso San José, ¡cuánto sufrísteis debiendo alimentar y servir al Hijo de Dios, especialmente en vuestra escapada a Egipto! Por este dolor y gozo alcanzadnos que después del sendero de esta vida vayamos a percibir las loas de la ciudad de los ángeles y a gozar de la gloria celestial. A Vos, bienaventurado San José, acudimos en nuestra tribulación; y, después de invocar el auxilio de vuestra Muy santa Esposa, pedimos asimismo confiadamente vuestro patrocinio. San José, queremos poner bajo tu protección a nuestra familia, para que todos nosotros viva en la fidelidad al Espíritu, en la escucha y cumplimiento de la Palabra de Dios. Sé para nosotros el modelo del amor desinteresado, que busca en primer lugar la felicidad de mi familia. “Solo pido por amor de Dios, que lo pruebe quien no me creyere y verá por experiencia el enorme bien que es encomendarse a este glorioso Patriarca y tenerle devoción”.

El Papa Francisco señaló que este año se establece a fin de que todos los fieles, siguiendo el ejemplo de San José, puedan hacer mas fuerte cotidianamente su vida de fe en cumplimiento pleno de la intención de Dios. Tu nos has revelado de haber llevado sobre Ti nuestros dolores y por tus llagas fuimos curados. Oh glorioso Padre Pío, seca sus lágrimas, dales seguridad y promesa.

Jesús mismo era tenido por hijo de José, en el momento en que empezaba a tener como unos treinta años. Rogad por nosotros, San José, para que seamos dignos de las promesas de Cristo. Jesús, José y María, os doy el corazón y el alma mía. José, con Jesús y María, llevad al cielo el alma mía.