¿qué Le Ha Enseñado Sobre Jehová La Lectura Bíblica De Esta Semana?

De modo que ya no eres ciervo, sino más bien hijo; y si hijo, asimismo heredero por intención de Dios (Gál. 4, 5-7). El objetivo de este orden es la caridad que procede de un corazón limpio, de una conciencia recta y de una fe sincera (1 Tim. 1, 5). Tenemos que dar en todo tiempo gracias a Dios por nosotros, hermanos, como es justo, por el hecho de que vuestra fe está avanzando bastante y se incrementa la recíproca caridad de todos y cada uno de nosotros (2 Tes. 1, 3). Es cosa evidente que no se salvan todos los hombres, más allá de que algunos que se condenan pudieron tener esperanza cristiana mientras vivían en este mundo. La leve tribulación de un momento nos produce, sobre toda medida, un pesado caudal de vida eterna (2 Cor. 4, 27). La suave tribulación de un instante nos genera, sobre toda medida, un pesado caudal de vida eterna, a cuantos ponemos los ojos no en las cosas perceptibles sino más bien en la invisibles (2 Cor. 17-18).

Más vale que ingreses cojo en la Vida que, con los 2 pies, ser lanzado a la gehenna. Y si tu ojo te es ocasión de pecado, sácatelo. Más vale que entres con un sólo ojo en el Reino de Dios que, con los 2 ojos, ser lanzado a la gehenna, donde el verme no muere y el fuego no se apaga;… (Mc. 9, 42-48).

Jesús Asciende Al Cielo

Así asimismo la fe, si no tiene obras, está realmente muerta (Sant. 2, 17). Nuestro asentimiento a la fe se sostiene en un fundamento eficaz, es decir, en el testimonio de Dios. La fe es garantía de lo que se espera; la prueba de las realidades que no se aprecian (Hebr. 11, 1). «…mucho podría charlar y condenar en nosotros, pero el que me ha enviado es veraz, y lo que le he oído a él es lo que hablo al planeta» (Jn. 8, 26). La fe es garantía de lo que se espera; la prueba de las realidades que no se aprecian (Hebr. 11, 6).

A) -El poder humano es incierto, débil, y la promesa puesta en él, puede fallar. Y cuanto pidáis con fe en la oración, lo recibiréis (Mt. 21, 22). Entonces vi el cielo abierto, y había un caballo blanco; el que lo monta se llama «Fiel» y «Veraz»,… (Apoc. 19, 11). No es Dios un hombre para engañar, un hijo de hombre para volverse atrás. ¿Es que él afirma y no hace, charla y no lo sostiene (Núm. 23, 19).

¿qué le ha enseñado sobre jehová la lectura bíblica de esta semana?

Frente todo, tened entre vosotros profundo amor, ya que el amor cubre multitud de errores (1 Pe. 4, 8). Quien afirma que está en la luz y aborrece a su hermano, está aún en las tinieblas. Quien ama a su hermano continúa en la luz y no tropieza. Pero quien detesta a su hermano está en las tinieblas, no sabe a dónde va, por el hecho de que las tinieblas han cegado sus ojos (1 Jn. 2, 9-11). La caridad es paciente, es amable; la caridad no es envidiosa, no es jactanciosa, no se enfríe; es decorosa; no busca su interés; no se irrita; no toma presente el mal; no se alegra con la verdad.

El Dios de la promesa os colme de todo gozo y paz en nuestra fe, hasta rebosar de esperanza por la fuerza del Espíritu Santo (Ro. 15, 13). Virtud infusa es el hábito que mejora la capacidad racional del hombre y la inclina a obrar según la recta moral. Por el hecho de que tal como el cuerpo sin espíritu ha muerto, de esta manera asimismo la fe sin obras está muerta (Sant. 2, 26). En este momento sobreviven la fe, la promesa y la caridad, estas tres (1 Cor. 13, 13). Pero esperamos, según nos lo tiene prometido, nuevos cielos y nueva tierra, en los que habite la justicia (2 Pe. 3, 13).

La Familia De Los Obreros De Dios

Pero aguardar una cosa que se ve? Pero aguardar lo que no observamos, es esperar con paciencia (Rom. 8, 24). Puesto que ¿cuál es nuestra esperanza, nuestro gozo, la corona de la que nos sentiremos orgullosos, ante nuestro Señor Jesús en su Venida, sino nosotros? (1 Tes. 2, 19). Alegraos y regocijaos, porque vuestra recompensa será grande en los cielos (Mt. 5, 12).

¿qué le ha enseñado sobre jehová la lectura bíblica de esta semana?

Por la fe entendemos que el cosmos fue compuesto por la palabra de Dios, de manera que lo que se ve resultase de lo que no hace aparición (Hebr. 11, 3). Pues a uno se le da por el Espíritu palabra de Sabiduría, a otro palabra de ciencia, a otro fe,… (1 Cor. 12, 9).

Indice Razón 1- El Nombre De Dios Razón 2- Nombre De: Presentes

Todo el que aborrece a su hermano es un asesino; y sabéis que ningún asesino tiene vida eterna persistente en él (1 Jn. 3, 14-15). Pablo siervo de Dios…con esperanza de vida eterna prometida desde toda la eternidad por Dios que no engaña… A) -Por la promesa el hombre confía lograr la vida eterna, pues la esperanza en él no puede fallar. El Espíritu impulsa la obra evangelizadora y mantiene a los cristianos en la comunión pese a las diferencias y las divergencias internas que logren aparecer. De esta manera lo exhibe el relato de los Hechos con el enfrentamiento surgido a causa de la evangelización de los paganos que estaban llevando a cabo Bernabé, Pablo y la red social de Antioquía.

No vaciló en su fe al considerar su cuerpo ahora sin vigor… -alude a la fe de Abraham- (Rom. 4, 19). Venid, benditos de mi Padre, recibid la herencia del Reino dispuesto para nosotros desde la creación del mundo. Por el hecho de que tuve hambre y me disteis de comer; tuve sed y me disteis de tomar; era forastero y me acogisteis; estaba desnudo y me vestisteis; enfermo y me visitasteis; en la prisión y vinisteis a verme (Mt. 25, 34-36). Porque el Hijo del hombre ha de venir en la gloria de su Padre, con sus ángeles, y entonces va a pagar a cada uno de ellos según su conducta (Mt. 16, 27). El que cree en él, no es culpado, pero el que no cree, ahora está condenado pues no ha creído en el nombre del Hijo único de Dios (Jn. 3, 18).

Procuremos Perlas Ocultas (8 Min) Jn 1:1 Por Qué Entendemos Que Juan No Intentó Comunicar Que La Palabra Fuera El Dios Todopoderoso?

“Por visto que el desconocimiento de las Escrituras es desconocimiento de Cristo”. [newline](Rom. 15, 30-31). Nosotros comprendemos que hemos pasado de la desaparición a la vida, ya que amamos a los hermanos. Quien no ama prosigue en la desaparición. Todo el que odia a su hermano es un asesino; y sabéis que ningún asesino tiene vida eterna persistente en él (1 Jn. 3, 14-15). Los actos externos forman parte a la misma virtud que el motivo que los impulsa.

El acto de caridad es perfectísimo y adquiere frente Dios un valor extraordinario, en el momento en que se ve en el prójimo al mismo Cristo y se le presta la ayuda con el mismo amor que si se lo hiciésemos a Él. Aunque tuviera el don de profecía y conociera todos y cada uno de los secretos y toda la ciencia; si bien tuviera plenitud de fe para trasladar montañas, no tengo caridad, nada soy. Aunque repartiese mis bienes, y entregara mi cuerpo a las llamas, si no tengo caridad, nada me explota (1 Cor. 13, 2-3). Si alguno viene donde mí y no odia de su padre, de su madre, de sus hijos, de sus hermanos, de sus hermanas, e incluso de su propia vida, no puede ser discípulo mío (Lc. 14, 26). Mirad qué amor nos tuvo el Padre para llamarnos hijos de Dios ya que ¡lo somos!

«El que me quiere guardará mi palabra, y mi Padre lo amará, y vendremos a él y vamos a hacer morada en él. El que no me ama no almacena mis palabras. Y la palabra que estáis oyendo no es mía, sino más bien del Padre que me envió. Les he hablado de esto en este momento que estoy a tu lado, pero el Paráclito, el Espíritu Santurrón, que mandará el Padre en mi nombre, va a ser quien os lo enseñe todo y os vaya recordando todo cuanto les he dicho.

Recitad entre nosotros cánticos, himnos y cantos inspirado, cantad y salmodiad en tu corazón al Señor,… Siendo consciente de su situación, marchó a casa a María, madre de Juan, por sobrenombre Marcos, don de se hallaban muchos reunidos en oración (Hch. 12, 12). Todos ellos perseveraban en la oración con un mismo espíritu… El que, haciendo brindado en los días de su historia mortal ruegos y súplicas con poderoso lamento y lágrimas al que podía salvarle de la desaparición, fue escuchado por su actitud reverente (Hebr. 5, 7).